jueves, mayo 08, 2014


Y cuando me di cuenta, ahí estaba otra vez, atrapada en esa aburrida rutina que lentamente me mataba. Atrapada en esa relación dañina en la que, ya sea la terminara ahora, o esperara y dejara que dure un tiempo para luego terminar naturalmente; de una u otra manera, terminaría destrozarme, una vez más.

1 comentario:

Wonders San dijo...

En mi opinión, todos hemos tenido este tipo de relaciones alguna vez.
Y no románticamente hablando, sino de cualquier tipo.
Lo difícil es darnos cuenta de cuando estamos en una de ellas.
El siguiente es decidir que queremos hacer con ella.
Buen texto y bonito blog.

De cualquier manera, estoy escribiendo varias historias y me preguntaba
si te podrías pasar a darles un vistazo:
http://elenvejecimientodelasflores.blogspot.com.es/
http://lepediquesecasaraconmigo.blogspot.com.es/
GRACIAS de antemano, y cuídate mucho :)

Publicar un comentario