domingo, mayo 05, 2013

Un Cálido Invierno, y Un Gélido Verano


Y a pesar de que en aquel entonces la primavera había llegado, yo solo veía como el invierno se extendía más y más, haciéndose eterno y más intenso. Pero ésta vez, no tendría a nadie a mi lado que me abrazara y me mantuviera cálida. Ésta vez, no tendría a nadie sosteniendo el paraguas por mí. Ésta vez estaba sola y tenía que ver como mis rosas morían por la helada, mientras que tu jardín no dejaba de florecer.

Llegó el verano, o ese escuchaba a la gente decir. Yo solo veía como nubes grises y tormentosas me seguían en esos no tan calurosos días. Se sentía como un desierto, vacío y solitario. Tú te llevaste toda el agua que había, sin preocuparte por mí. Sólo pensaste en ti.  Supongo que de eso se trata, ¿no?. De sobrevivir.

Finalmente, el otoño llego. Y para mí, para mí fue como primavera. Por primera vez, en mucho tiempo, volví a sonreír. A reír con amigas y pasar un buen rato. A salir afuera y disfrutar del buen clima, incluso cuando solo llovía. Empecé a sentirme viva. De nuevo.

Y a pesar de que el invierno se aproxima, que no tendré a nadie con quien acurrucarme junto a la estufa, ni que me abrace en la cama en las noches más frías. Estoy bien con eso. Es extraño, pero estoy bien con eso. Y sé que habrá noches en las que muera por hablar contigo y disfrutar de tu compañía, pero al final lo que realmente estaré deseando, es a alguien que me ame y se quede conmigo, incluso en el más cruel invierno, y en el más insoportable desierto.

2 comentarios:

Daniela dijo...

Escribes increible, me encanta.

Windflower dijo...

¡Buenas!
Esta entrada es preciosa, te lo digo en serio, me he sentido un poco identificada contigo. Me gusta mucho cómo escribes, cómo relacionas las estaciones con los sentimientos, tu manera de sentir la ausencia de la persona a la que amas. Tienes razón, no hay nada peor que un invierno de esos eternos sin la persona a la que quieres para darte calor y salvarte de ti misma.
El blog es hermoso: me ha encantado el título, las imágenes, las frases. Pero, sobre todo, estas bonitas entradas. Espero que sigas escribiendo, es todo un placer leerte.
Si quieres, puedes pasarte por mi rincón: laladronadepalabras7.blogspot.com. (Ninguna obligación).
¡Un beso! ;P

Publicar un comentario